Elecciones Europeas: sin derecho al voto

20 Mai 2014

Estas elecciones europeas serán las primeras en las que no ejerzo el derecho al voto desde que cumplí los 18 años.  No dejaré de votar por falta de voluntad, al contrario, no votaré por no poder hacerlo.

El pasado 3 de abril solicité el voto en el Consulado de España en Santiago de Chile. Lo hice 2 días después de abrirse el plazo y muchos antes del cierre del plazo. En tiempo y forma.

Imagen

A día de hoy no ha llegado la documentación a casa  ni a la oficina de Correos siendo mañana el último día –festivo en Chile – para hacer el envío del voto.

En las elecciones generales de 2011 y las elecciones de Catalunya de 2012 muchas personas se quedaron sin votar.  No nos encontramos ante un problema único, nuevo o puntual, es la enésima vez que sucede y no se ha realizado ningún cambio al respecto. Así pues, el mayor problema es la falta de voluntad política para realizar cambio alguno. Los ciudadanos españoles en el extranjero tenemos el derecho al voto reconocido, pero la práctica lo impide en muchos casos.

Para terminar quiero proponer algunos cambios y/o mejoras que podrían ayudar a garantizar el derecho al voto en el extranjero:

Cambiar los plazos. El problema se puede estar dando por los estrechos márgenes entre los plazos de presentación y ratificación de candidaturas y los envíos de la documentación.  La documentación debía ser enviada a partir del 5 de mayo, pero al existir impugnación de una candidatura el envío se retrasó hasta el 13 de mayo. Adelantar los plazos de presentación y validación de candidaturas podría ayudar a garantizar el voto en el extranjero.

Mejorar y ofrecer información del estado de la documentación. Desde que pedí el voto el pasado 3 de abril no tengo constancia de nada. Teóricamente la documentación pasa del consulado a la oficina del censo electoral provincial, que son las encargadas de realizar los envíos. Sería oportuno que las mismas pudieran informar al votante de la tramitación y envío de la documentación adjuntado en la confirmación el código de correos para que el elector puede realizar seguimiento.


2013

31 Desembre 2013

Buenos Aires, 2013, MJ y Rebeca, Araoz, Díaz Vélez, verano y calor, fiesta, Quilmes, pibes, Santiago de Chile, Jesús, moreno, Yeric, aviones, volver, despedidas , ¡Hasta luego!,  Cerdanyola, papá y mamá, familia, sorpresas, amigos, reencuentros, frío, ideas, proyectos, Xarau, 25, volver a intentarlo, ¿aventurero o exiliado?, crisis, aeropuerto, llantos, Cigob, Mafalda, Luis María Campos, Skype, Cosmos, trabajo, Lula de nuevo!, Argentina, boda, Diego y Pao, Patio Andaluz, ¿Quién me ha robado el mes de abril?, Juan, Bosques de Palermo, #Interbarómetro, noches de vino,  Subte, Almagro, FIFA, TFG, compañeros, Gon, eterno julio, las PASO, incertidumbre, decisiones, maletas, de nuevo: adiós, 22 horas, Los Andes,  SCL (2), AMNA, comienzos, Monjitas, Gerardo, compañero, 11S, 40 años Allende, Catalunya, Chile, Fiestas Patrias, campaña electoral, Un 7 para Chile, Lore, Pedro de Valdivia, aprendizaje, currucucu, extrañar, CiberMonday, los que faltan, rabia e impotencia, superación, ilusión, primera y segunda vuelta, futuro, Antonio, Báltica, enésima despedida, Buba, Lily-Nico, Cristian, calurosa Navidad, Persa, reflexiones, Fin de año, lo que se viene, 2014.

Image

Foto: 5 de agosto de 2013, desde el autobús, atravesando los Andes desde Argentina para llegar a Chile. 


¿Por qué no le dedicaron un par de tardes más? (La pregunta)

15 Desembre 2013

Hace un par de días los líderes de CIU, ERC, ICV y CUP llegaron al acuerdo de celebrar una consulta ciudadana el próximo 9 de noviembre. Las preguntas de la consulta pactada son las siguientes:

¿Quiere que Catalunya un estado?

En caso afirmativo, ¿Quiere que sea un estado independiente?

No se esperaba un formato de doble pregunta para la consulta. Conocíamos la exigencia de algunos grupos para que la pregunta fuera inequívoca y preguntara directamente sobre independencia, pero no sabíamos cuál iba a ser el redactado exacto de la propuesta. Obviamente, el hecho de que no se esperara una doble pregunta no es una crítica.

Así pues, el pasado jueves se anunció el enunciado de la pregunta y la fecha.  No se anunció como iba a ser el proceso exacto para llevarla a cabo: ¿Se va a tratar de pactar con el estado? ¿Se va a elaborar un censo propio y se va a hacer unilateralmente? ¿Se va intentar lo primero, y en caso negativo, se va a realizar lo segundo? En el segundo caso: ¿Cómo se va a elaborar el censo? ¿Cómo se va a establecer todo el dispositivo electoral? ¿Qué pasará con los miles de emigrantes catalanes? ¿Habrá recursos públicos para las opciones electorales? ¿Cómo se distribuirán? ¿Existirá límite de gasto? ¿…?

Tampoco conocemos detalles sobre el escrutinio. Sabemos que los que voten NO en la primera pregunta, no podrán responder la segunda, pero nada más. Esto ha hecho que ya empiecen las especulaciones al respecto. Comentemos.

Marta Rovira, Secretaria General de Esquerra Republicana, ha asegurado que basta con dos 51% afirmativos por ciento en ambas preguntas. Es decir, que el 26% podría imponer el resultado final de independencia –personalmente creo que si el referéndum se realizara mañana, ambas respuestas tendrían un porcentaje afirmativo superior, pero es otro tema-. Convergencia i Unió, por su parte,  no ha dicho nada al respecto. Ante una pregunta que he hecho vía twitter, han respondido que informarán más detalladamente sobre esto. No han aclarado ni cuándo ni a través de que medio lo harán. Da la sensación que la respuesta no está clara.

¿No deberíamos tener más claros todos los detalles de la consulta?  Tener claro y hacer públicos todos los detalles de la consulta hasta el último milímetro y desde el minuto 0 hubiese dado más seriedad al anuncio. No hablo sólo de dentro de Catalunya y España, también internacionalmente. ¿No hubiesen podido dedicar un par de tardes más al tema?

¿Cree Marta Rovira y Esquerra Republicana de Catalunya que muchos países reconocerán el resultado de una consulta unilateral, con pregunta no del todo clara y explícita, y que tiene el apoyo de menos del 50%? ¿Cree, de verdad, que algún país reconocerá el resultado del 26% de los electores? ¿Hablamos sobre observadores internacionales? No comentamos sobre el % de ciudadanos que representaría ese resultado, ya que entraríamos a especular sobre datos de participación. Lo que está planteando Marta Rovira es un fraude democrático. Una especie de trampa en la que se pretendería quitar de encima a una parte importante de la población, la que votaría NO en la primera cuestión, para que sólo la que votase sobre la independencia o no de Catalunya la que en la primera votación decidiese votar Sí.  Un despropósito. Estoy convencido que el criterio de Marta Rovira no será el que regirá oficialmente en la propuesta de consulta.

Creo que la urgencia jamás puede ser excusa para hacer las cosas mal o a medias. Los interrogantes generan dudas y algunas afirmaciones generan mala imagen.


1 de cada 2 chilenos no votó en las elecciones. Reflexión

20 Novembre 2013

Durante la noche de elecciones, las referencias a la participación electoral fueron tan tímidas que no pareciera ser un tema principal. Los candidatos, sumidos en el ego de sus votos y sus tantos por ciento, no recogieron como principal el gravísimo hecho que arrojaban los datos: 1 de cada 2 chilenos se borró de la decisión. La participación no llegó al 50%.

Chile estrenaba en elección presidencial un nuevo sistema de voto: inscripción automática y voto voluntario. Anteriormente, la inscripción en el registro electoral era voluntaria y estar inscrito suponía la obligación de votar en las elecciones. A la par que se estrenaba un nuevo sistema de votación, se producía la elección presidencial con más alternativas de la historia. En total, los chilenos podían optar entre 9 candidatos a la presidencia. No sirvió de incentivo.

¿Por qué votó menos de la mitad de los chilenos?  La vía más rápida, seguramente certera, es achacar el bajo nivel de participación a la voluntariedad del voto.  Pero este no puede ser un tema menor y son diversos los elementos que se deben analizar y cuestionar si de verdad se considera un problema. No sabemos qué índice de participación tendrá la segunda vuelta, pero se podría dar que en la elección de la Presidenta de todos los chilenos para los próximos cuatro años, no participe ni la mitad del país. A continuación apunto algunos elementos:

Centros de votación. La cantidad de centros (poca cantidad, quizás) de votación existentes y la lejanía de algunos centros de votación de la residencia de algunos electores. Por más transporte público especial que pueda existir, puede ser un desincentivo tener que recorrer lo equivalente a 2, 3, 4 o 5 paradas de metro para ejercer el derecho al voto.

Duración de la votación. Pese a la poca participación en las elecciones, en algunos centros de votación la espera para votar no bajaba de los 20 o 30 minutos. La alta concentración y la lentitud del sistema provoca colas que en algunos casos puede ser una desmotivación para votar. Colocar más cabinas de votación, instalar más centros de votación o aumentar el horario de votación podrían ser posibilidades para reducir los tiempos de espera.

Imposibilidad de votar a distancia. Las personas que no viven en la región en la que están inscritos no tienen forma de votar a distancia. Si una persona de Ovalle vive en Santiago y quiere votar, la única posibilidad que tiene es desplazarse. La mayoría de estas personas optan por no ejercer su derecho a voto por los costes que tiene desplazarse por un solo día.  Debería ser motivo de estudio tratar de instaurar la posibilidad de votar a distancia (voto por correo). Otras opciones para incentivar que voten más de estas personas, sería obligar a los empleadores a dar un día libre (por desplazamiento) a las personas que tengan que ejercer su voto fuera, aunque esto seguiría sin solucionar el alto coste de los desplazamientos.

El derecho a voto de las personas en el exterior. Los chilenos que residen en el extranjero no tienen derecho a voto. La red de embajadas y consulados en el exterior no tienen entre sus tareas facilitar el voto de los chilenos que residen fuera de su país.  Durante la dictadura, muchos de los chilenos en el extranjero estaban fuera por razones políticas. Es por ello que a la dictadura, que controló la transición, no le interesó implementar esta posibilidad. Cabe destacar que durante esta votación se ha producido una votación simbólica de extranjeros en el exterior en la que votaron más de 12 mil personas. Aquí pueden ver los resultados.

La resignación, la exclusión o el desinterés.  Es obvio que ante un resultado de participación tan bajo el análisis no puede quedarse exclusivamente en cuestiones como las anteriormente citadas. La mitad de la votación no se borra exclusivamente por tener que esperar mucho para votar o tener que desplazarse 3 paradas de metro.

Según un estudio de Mauricio Morales, del observatorio electoral de la Universidad Diego Portales, hay una clara relación entre el nivel de pobreza y el porcentaje de voto de las comunas. Vitacura, una de las comunas con más ricos de todo Chile, fue el lugar donde más participación hubo. La derecha ganó allí de forma aplastante: aquí y aquí.

Imagen

En un país donde la salud y la educación no están garantizados, donde los salarios son muy bajos y la deudas de las familias muy altas, parece probable que mucha gente esté más preocupada por conseguir solucionar cuestiones de necesidad básica para el día siguiente que implicarse o preocuparse por la situación global. Necesidades básicas y educación son cuestiones que deben tenerse en cuenta para explicar y atajar este problema.

La política chilena se encuentra ante un gravísimo problema que los principales líderes no parecen estar asignándole la importancia que tiene.  Ahora, dos de las candidatas tienen la oportunidad de incluir el tema en su agenda, analizarlo e incluir propuestas en sus programas para poder solucionarlo en futuros sufragios. Esto no es algo del corto plazo y se requiere tiempo, pero deben saber los electos que un nivel de participación menor al 50% cuestiona su legitimidad democrática y no es un tema menor.


¿Catalunya con Madrid 2020?

6 Setembre 2013

Muchas son las voces que hablan sobre si los catalanes deben apoyar o no la candidatura de Madrid2020 a celebrar los JJ.OO. La mayoría de ellas argumentan en base a razones políticas.

Al hilo de esto, de la candidatura de Madrid 2020, también han surgido debates sobre si a Madrid le conviene o no albergar los JJ.OO: si les saldrá rentable o no gastar tanto, si realmente puede beneficiar a la ciudad, si no irá en detrimento de otros gastos/inversiones y derechos…

Dentro de este panorama me viene a la mente otra cuestión. ¿A Barcelona que le reportaría más beneficios? ¿qué se realizaran en Madrid o en Tokio? Si nos basamos estrictamente en el peso del turismo para una ciudad como Barcelona, en Madrid, sin duda.  Europa es muy pequeñita en comparación con el resto de continentes del mundo. Parece una obviedad, sí, pero por los acontecimientos y su lectura, a veces Europa se cree más grande de lo que es.

La realización de los JJ.OO en Madrid haría que muchos de los visitantes, los que tendrán que atravesar océanos para llegar, aprovechen la visita a Madrid para conocer otros lugares de Europa: Paris, Roma, Barcelona…

Cuando un Europeo, de los que no tienen la oportunidad de cruzar el océano atlántico cada dos por tres, vuela hacía Sudamérica, raramente visita un solo lugar. Si piensa que esa va a ser de las pocas oportunidades para pisar ese continente, aprovecha y visita más de una ciudad.  Precisamente hace 2 días me visitaba un amigo de Barcelona que aprovechaba que Buenos Aires estaba a “tan sólo” a 22 horas de Autobús, travesía por Los Andes y curvas incluidas, para visitar Santiago de Chile. Imaginen eso que hacen algunos europeos multiplicado por unos JJ.OO a tan sólo 2:30 en AVE de Barcelona, 45 minutos de avión, 6 horas de coche o 8 de autobús.

No sé ustedes, pero ahora que está tan de moda argumentar todo en base a criterios económicos (no estoy de acuerdo), también cuestiones como la independencia, quizás alguno también quiera medir esto en cálculos económicos.

Ninguno “aprovechará” que los JJ.OO se realizan en Tokio para visitar Barcelona. ¿En Estambul? Quizás alguno.  ¿En Madrid? En todo caso más.  Por el mismo motivo, Roma o París serían mejores opciones que Tokio para Barcelona.


América Latina: dos tipos de liderazgo

25 Agost 2013

Hace pocos días se aprobó la legalización de la Marihuana en Uruguay. Argumentaba el presidente del país, Pepe Mújica, que tras muchos años tratando de combatir la droga mediante la prohibición todo había fracasado: se seguía consumiendo y seguían existiendo los delincuentes que se lucraban ilegalmente con el tráfico. El argumento de Pepe era sencillo: la actual estrategia había fracasado, así que tocaba probar otra. Con la legalización el estado podría decidir sobre la producción, la venta y el consumo. Puede aplicar impuestos y a la vez invertirlos en sanidad y en la lucha para que la gente no consuma. Ejemplificaba, también, con la ley seca en EEUU y la nacionalización y legalización de la producción de alcohol en Uruguay a principios de los 900. Para él estaba claro cuál era la línea a seguir. Razonaba, explicaba, argumentaba y avanzaba.

Mújica muestra un liderazgo e ideario netamente de izquierdas a la vez que romántico e idealista, pero su estrategia dista mucho de la de Nicolás Maduro o CFK (Cristina Fernández de Kirchner) en Argentina. Pepe Mújica “pierde” mucho tiempo en argumentar, en razonar y en tratar de convencer al resto de lo que él propone es razonable. Su intención ya no es hacer la revolución pasado mañana, cueste lo que cueste. Su estrategia o su actuación actúan en el largo plazo. Trata de convencer y no de vencer. O mejor dicho, trata de vencer convenciendo.

En Venezuela y Argentina hay otros tipos de liderazgo. Ahí existen enemigos claros y el enfrentamiento es directo. La violencia discursiva y verbal también. Tratan de vencer en el corto plazo y se acompañan de una retórica clara, directa y combativa: los yanquis, las corporaciones, la oligarquía son el enemigo. Las clases populares el sujeto que debe ser salvado urgentemente de la profunda injusticia que padece.

Sin entrar en las contradicciones de algunos discursos y hechos (que son muchas), creo que ambas estrategias pueden tener razón, pero las consecuencias son diferentes. Si bien, convencer poco a poco (Mújica) atrasa y mantiene la injusticia durante más tiempo, el objetivo final se torna más abarcable o posible. La violencia verbal y la confrontación directa (Maduro-CFK) llevan a la división total. Hasta el punto que los que deberían estar contigo dejan de estarlo. Quizás se consiguen pequeños logros, pero las consecuencias son peores. Al no llevarte a la mayoría en el largo plazo, los cimientos son débiles y la construcción precaria.

Nace otra cuestión. El político que lucha por cambiar y mantener más allá de su figura los cambios y el político que, guiado, quizás, por el cortoplacismo, pone toda la carne en el asador y deshecha así el verdadero objetivo de conseguir un mundo/país más justo e igual.


Tú me hablas más sencillo

12 Juny 2013

En el último año los dirigentes del Partido Popular nos están dando un repaso extraordinario, hay que reconocerles la enorme capacidad que tienen para el uso del lenguaje: lo utilizan de tal manera que todo lo negativo parece no serlo tanto. Los eufemismos del partido gobernante no parecen tener fin y cada semana nos sorprende con un nuevo término.  Ya saben, les estoy hablando de movilidad exterior (exilio, emigración, fuga de cerebros), procedimientos de ejecución hipotecaria (desahucios), líneas de crédito en condiciones favorables (rescate), flexibilización del mercado laboral (abaratar el despido), ponderación de los impuestos…  Lo cierto es que utilizando estas palabras no parece tan negativo todo.

Llegados a este punto les invito a reflexionar si en alguna conversación con amigos han llegado a utilizar la palabra “movilidad exterior” o “crecimiento negativo”. Aún siendo en broma, ojo, que te (nos) la están metiendo doblada (insertando en condiciones no favorables).

Pero lo cierto es que el PP no ha inventado nada. Hace años que venimos acumulando discursos con palabras totalmente huecas, vacías, pero bonitas. Les hablo de sinergias proactivas y frases del estilo “Queremos un Madrid que mira al futuro y que sabe hacía donde dirigir sus ambiciones y expectativas”.  Si acaso, lo del PP ha supuesto saltar a nivel superior de perversión.

Los discursos cada vez se están encorsetando más. El objetivo ya no es llegar al máximo de gente posible de la forma más clara y explicando un proyecto. El objetivo ahora es tratar de maquillar una realidad para intentar confundir al ciudadano. O lo que puede ser aún peor: utilizar un tipo de lenguaje que disimule la falta de proyecto político.  Y puede ser que por ahí vayan los tiros: la falta de política.

En los últimos días me he permitido escuchar dos entrevistas a dirigentes de Latinoamérica. Ya saben, dos dirigentes de esos del tercer mundo, que hablan la misma lengua que nosotros y que están dirigidos por malévolos dirigentes populistas.

El tema es que los he entendido perfectamente. Que sin ser vulgares o utilizar un lenguaje barriobajero hablan clarito, fácil, sencillo, popular.  Les podrá gustar más o les podrá gustar menos, es más, les podrán acusar de manipuladores, de interesados y, por supuesto, de populistas. Pero no podrán acusarles de utilizar un lenguaje que maquille sus palabras, ni les podrán acusar de querer transformarte algo a base de términos que difunden la realidad. No les podrá acusar, tampoco, de ambiguos o de no tener posicionamientos, o de estar hablando mucho sin decirte absolutamente nada.

Cuando uno está lejos puede llegar a ser injusto cuando valora las cosas. Por un lado se puede tender a valorar más positivamente lo que es de uno (¡el metro de Barcelona es mucho mejor!) y por otro se puede llegar a sobrevalorar aquello nuevo o casi desconocido  que estás descubriendo.  Vaya por delante que no me eximo de poder estar padeciendo alguno de estos síntomas.

Quizás ha llegado el momento en España de reivindicar claridad. De manifestarnos en contra del uso vacio del lenguaje y de denunciar su uso perverso y malintencionado.  Quizás ha llegado el momento de gritar reivindicar fuertemente un  “sufisie que e’? a mi no me hables así, tú me hablas más sencillo”.

Nota final: Si quieren ver las entrevistas de las que les hablo aquí y aquí las tienen.


Segueix

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 1.887 other followers

%d bloggers like this: